Turismo deportivo en el oriente de Asturias

Turismo deportivo en el oriente de Asturias

El Oriente de Asturias, con su leve e impresionante geografía conformada por los Picos de Europa y el mar Cantabrico, es un paraíso natural, para la practica de los deportes de aventura, también llamado turismo aventura. Por ello proliferan las empresas que aglutinan una importante oferta, con una no menos importante variedad. Esto ha sido posible por la popularización, en los últimos años, de modalidades deportivas diversas, centradas sobre todo en la montaña, río y mar.

Estos dos hechos, las características naturales privilegiadas, y la imbricación de estos deportes, hacen del Oriente de Asturias, uno de los polos de atracción turística más importantes de Europa.

Las actividades de aventura creadas para la evasión, el descanso y el descubrimiento de nuevas emociones, abarcan un importante espectro, en este área.

El descenso del río Sella en canoa, es quizá  el reto que mas entusiasmo ha despertado en gentes de todo tipoy condición, en estos últimos años, desde que Dionisio de la Huerta y un grupo de amigos, en los años de la preguerra civil, deciden organizar una excursión anual en piragua entre Arriondas y Ribadesella, convirtiéndose esta con los años en una competición de carácter internacional, en la que participan m s de mil embarcaciones, y que se celebra el primer sábado de Agosto de cada año.

Este hecho hace que hoy en día y en cualquier ‚epoca del año, sean cientos las personas que se embarcan en excursiones organizadas, efectuando el mismo trayecto, emulando a los profesionales del piragüismo, descubriendo con embarcaciones de especial diseño, dotadas de gran estabilidad, uno de los paisajes mas conmovedores de Asturias, deslizándose por uno de los caminos mas naturales que existen, los ríos.

De esta forma es posible inmiscuirse en la historia y el medio natural del Sella, dejándose ganar por el misterio del fondo del río, o de las nubes que barren el cielo, disfrutando del tiempo, en favor del silencio, descubriendo, con casi toda probabilidad la pose majestuosa de una garza, el zig-zag plateado de un salmón, el sonido de un mirlo que jugando pasa y vuelve a pasar sobre los excursionistas ,el vuelo planeado de alguna rapaz, cerca de los roquedos que encajonan el río, aderezándose continuamente por que cada estación aporta al río su color y luz propia.

En aquellos tramos de río, diferentes de este en los que el curso del Sella es mas bravo, debido a que el cauce se estrecha, nos sitúa en las partes altas del río, donde el relieve es mas agreste y predomina el universo de las aguas bravas, donde se conforman hermosos rápidos, y donde las reglas son dictadas en gran parte, por los elementos naturales ,es aquí donde cada persona debe poder determinar su capacidad para franquear obstáculos, de ahí el importante papel que juegan los guías-monitores, que a través de cursos de iniciación o perfeccionamiento, o acompañando a los más experimentados informan y facilitan la ejecución , haciendo que los paseos en aguas bravas sean más fáciles, garantizando la seguridad óptima a la vez que hacen comprender mejor los paisajes, cubiertos por prados, maizales y pumaradas, salpicados de ancestrales hórreos y esplendidas caserías.

Es en estos mismos tramos de los ríos Sella y Cares, donde se desarrolla otra actividad, de gran aceptación, como es el Rafting en Asturias. Consiste básicamente en el descenso de ríos, en lancha neumática de grandes dimensiones, tripulada por varias personas, acompañadas y guiadas por un instructor, llamado rafter. La impulsión, se efectúa por la conjunción del esfuerzo que se realiza por parte de todos los participantes, con la pala de una sola hoja, y la propia fuerza del río, haciendo que se sienta la velocidad del agua, cuando nos salpica con fuerza, produciendo una sensación que desborda nuestras emociones al sentirse zarandeado por los rápidos. La mezcla de espectacularidad y de seguridad que conlleva el rafting, hace que sea practicado por diferentes tipos de personas, que van desde los intrépidos aventureros, hasta cualquier persona normal, que sepa nadar y quiera experimentar una sensación fuerte y placentera.

También dentro de ese hermoso mundo de las aguas bravas astures, se practica una novedosa actividad, el hidrospeed o descenso en hidropatin. Aquí a diferencia del rafting, donde la conjunción de acciones del grupo de tripulantes marca y define la trayectoria, es el participante de forma individual, el que tiene que lidiar con los rápidos. Se trata de un grado más, dentro de la escala, en la búsqueda de nuevas sensaciones, en el atractivo y emocionante elemento agua.

Se destaca el hidrospeed, por ser uno de los deportes mas espectaculares y cañeros que se pueden practicar en el oriente de Asturias. Consiste básicamente en navegar por estos ríos ayudados de un flotador diseñado de forma anatómica, con estructura semirigida en su composición que permitir  funcionar como escudo protector, a lo que añadiremos unas aletas que colocadas en los pies nos servir de elemento propulsor. El resto del equipo lo componen, el traje de neopreno con protecciones, chaleco salvavidas y casco. Es pues un deporte individual, que se practica en grupo, compartiendo así la diversión con otros compañeros, siendo los guías, los que se ocupan de las instrucciones previas, así como de todos los detalles de seguridad. Es un deporte este con unas grandes dosis de fastuosidad, por nuestra propia situación a nivel del propio agua, subiendo y bajando las grandes olas, soltando adrenalina a tope y permitiéndonos gozar de un apacible relax y tranquilidad al discurrir por aguas lentas.

Pero si de deportes adrenalinicos estamos hablando, el que se lleva la palma es el puenting. El lanzarse al vacío desde el viaducto de San Antolín, sobre el río Bedón, con sus mas de treinta metros de altura, o desde el puente de Arriondas, con sus respectivos veinte metros,  solamente atados con una cuerda elástica, sujeta a la cintura y amarrada en el otro extremo al puente, hace que nos retrotraigamos a nuestros orígenes, recordándonos aquellos momentos en que nuestra única transmisión con la vida era a través del cordón umbilical. Esta experiencia nos proporciona una buena terapia contra las tensiones, al producirse, con el salto, una descarga de energía súper-intensa, y en pocos, pero eternos segundos pasando a invadirnos una profunda sensación de felicidad y tranquilidad.

Si de lo que se trata es de seguir el cauce de un río superando todo tipo de obstáculos y accidentes naturales, como rápidos, cascadas, saltos, paredes, bloques de piedra, etc., estamos introducidos en otra modalidad deportiva, el descenso de cañones o descenso de barrancos.

La belleza de esos tramos iniciales de los ríos, en donde se desarrolla esta actividad, unido a las dificultades que tenemos que superar, utilizando técnicas mixtas y de combinación de escalada, rappel, y natación, hace del descenso de cañones una de las actividades más complejas y peligrosas, para aventurarse por libre. Es por ello que el ponerse en contacto con los guías profesionales locales, es mas que aconsejable, imprescindible para poder disfrutar plenamente de las profundas hendiduras calizas de los Picos de Europa pues además de facilitarnos el material necesario para la practica, nos aportaran esa dosis de seguridad, que hace de la sensación de riesgo controlado la esencia del disfrute de cualquiera de los deportes de turismo aventura, y es que la singularidad., belleza e impresionante magnificencia, de las gargantas de los ríos Junjumia, Pelabarda y Dobra, nos reportarán esas sensaciones y otras muchas mas de imposible descripción ,entre las que cabria mencionar la de sentirse materialmente engullido por la tierra.

Si salimos de esas entrañas de la tierra y después de esa cura de humildad que supone sentirse tan pequeño y superado, queremos comprobar la inmensidad de tener el mundo a nuestros pies, lo podemos conseguir ejercitando el parapente. Es esta una modalidad de vuelo libre, que consiste en lanzarse por la ladera de una montaña, para con el impulso y la ayuda de un artefacto, que se podía encajar, entre el cometa y el paracaídas, quedar suspendido en el aire, evolucionando aprovechando las corrientes térmicas, lo que permite estabilizarse, y direccionar a modo de torpe pájaro. Es un deporte que se practica individualmente y que necesita un previo y riguroso aprendizaje, para lo que es preciso acudir a los buenos profesionales, que desarrollan su trabajo en esta zona oriental de Asturias, los cuales nos llevarán a descubrir sitios y paisajes admirables, que desde el aire todavía realzan mas su belleza, y es que estar suspendido sobrevolando en silencio la playa de Torimbia, observando toda la costa Llanisca, o sobre la cordillera del Sueve o el valle de Cangas de Onis, donde se encuentran los lugares mas idóneos, alcanza niveles místicos. Pero esta sensación no tiene que ser solamente exclusiva de aquellos que le dediquen mas tiempo y ganas, pues también existe la posibilidad de realizar este tipo de vuelos en tamden, acompañados de un monitor, bajo el mismo "paraguas protector", lo que permite el disfrutar, a vista de pájaro, de un espectáculo natural inigualable.

Rutas en Bicicleta por Asturias

La bicicleta de montaña o mountain bike, es una modalidad deportiva, relativamente reciente, que ha tenido un desarrollo espectacular en todo el mundo a lo que no iba a ser ajena, esta comarca, sobre todo dadas las condiciones idóneas previas para esta practica, pues la existencia de numerosos y pequeños núcleos rurales, que se enlazan entre s¡ con un ingente numero de caminos y pistas, de muy variada dificultad, que va desde la pista completamente llana, a caminos de pendientes alucinantes, que desafían nuestra capacidad física y que en mas de una ocasión nos obligaran a echar pie a tierra, pero que nos harán disfrutar del aire libre y el contacto de la naturaleza y sus gentes, de forma inigualable.

Existen pues infinidad de rutas, por toda la geografía del oriente asturiano, que se realizan de forma organizada en grupos, y que ofertan las diferentes empresas incluyendo además del material y el guía, un equipo de asistencia mecánica, que solucionar  cualquier tipo de eventualidad.

Si relatamos la existencia de una tupida red de pistas y caminos, estos obviamente también son aprovechados, como lugares de paseo y transito, de las diferentes empresas que se dedican a efectuar paseos a caballo, y es que si buscamos contacto con la naturaleza, que mejor forma que a lomos de un caballo, y si esto se produce sobre un Asturcón y por las laderas del Sueve, esto puede alcanzar el grado de sublime y exclusivo, por que solo esta raza de caballo camina con paso portante y únicamente vive y crece en libertad en su único lugar de localización en todo el planeta, el oriente de Asturias.

Entrada AnteriorLa historia del otro Sella
Entrada SiguienteEl río Sella, posiblemente el río más conocido de España