Homenajes al Sella y a Dionisio de la Huerta en Arriondas

Homenajes al Sella y a Dionisio de la Huerta en Arriondas

En la revista de la Fiesta del Bollu de La Peruyal en Arriondas correspondiente al año 1974, firmado con el seudónimo de El Critico, se publicó un pequeño artículo en el que preconizaba la construcción de un monumento en Arriondas a la Fiesta de La piraguas y a su fundador Dionisio de la Huerta, dando razones para su justificación.

Quince años después en la misma revista y firmado por Venancio Prado en otro artículo recalcaba la vergüenza de que esta idea no se hubiese llevado a efecto, apelando a la falta de esfuerzo en Arriondas por llevar adelante proyectos en común, reclamando el espíritu de Arriondismo, para la consecución de proyectos que  proyecten a Arriondas a la altura del resto de pueblos asturianos.

Monumentos Dionisio de la Huerta

Apela en su alocución a que Arriondas haya sido conocida más allá de nuestras fronteras, gracias a Dionisio de la Huerta, un hombre que creó y trabajó años y años en la organización de la fiesta deportiva más conocida e internacional.

Por ello reitera el apoyo al homenaje de gratitud en forma de monumento que se puede ver en la imagen que acompaño, ya proyectado en 1967 por Manuel Junco Pando.

Dionisio siempre fue una persona poco propicia a homenajes de esa naturaleza, pero, aun así, se consideraba una obligación moral la elevación del monumento. Para ello se propone su ubicación en un pequeño cuadro que existe al comienzo del puente de Arriondas sobre el Sella, en su lado derecho, junto a la Casona, que una vez elevado dejaría el Monumento al borde de la carretera, en un lugar muy visible.

Actualmente, en este lugar se ha emplazado un recuerdo de homenaje a Emilio Llamedo, sucesor durante muchos años en la organización de la fiesta de les Piragues, de la figura de Dionisio de la Huerta.

Dionisio de la Huerta, tiene en la actualidad su busto en bronce, acompañado de una placa donde reza  “De orden de Don Pelayo, después de medir las aguas, nuevamente es autoriza en Arriondas la Fiesta de las Piraguas….”

Este está situado desde el 23 de julio de 1993, al lado de la carretera general, en los jardinillos enfrente del Ayuntamiento, en la plaza  donde se enseñorea el cañón de la salida de las piraguas, regalado a la organización en su día por Juan Antonio Samaranch. La iniciativa de este busto homenaje partió de Jesus Valgrande, Janel Cuesta y Alberto Estrada, teniendo como artista escultor a Miguel García “Ponticu”.  Este busto es homenajeado todos los años  en días previos al Sella engalanándolo con collares de flores.

También se lamenta Venancio Pando del hecho de que ni tan siquiera se hubiese dado nombre a esa fecha de una calle en honor a Dionisio, cuestión esta saldada el 3 de abril del 2004, cuando se inauguró el Paseo Dionisio de la Huerta, en la margen izquierda del rio Sella a su paso a partir del puente.

Hoy en día en la margen derecha del Sella, aguas abajo de la línea que marca el puente, también cuenta con un monumento en hormigón que representa a una piragua, y queda inicio al paseo donde se levan las banderas de los países participantes antes de la prueba.

Fue realizada en el año 2001, realizado por la UTE Agroman-Ferrovial, al finalizar las obras del colector interceptor de aguas residuales que va hacia la EDAR de Ricao.

Todo el paseo fruto de la obra señalada y a lo largo de la  margen derecha del Sella, también pasó a denominarse ,ya en 2009, como Paseo Dionisio de la Huerta, en esta ocasión por parte del Ayuntamiento de Cangas de Onís, que también erigió un monolito con una placa conmemorativa en su recuerdo.

En la margen izquierda, sobre los muros de contención de la margen, el artista local Aramburu, firmó un gran mural que representa la importancia  que para Arriondas significa la competición Descenso Internacional del Sella.

Dionisio de la Huerta murió el 4 de abril de 1995 con 95 años de edad, estando presente en su último Descenso del Sella, el año 1993,  en el que disfrutó y compartió impresiones y gratitud, con innumerables amigos y los ganadores de la edición Ton Soto y Monotos, estando cubriendo el evento como periodista del diario La Nueva España, Leticia Ortiz, actual Reina de España.

Entrada Anterior1947, primera Carreres de Piragüines. Descenso del Sella para Niños
Entrada Siguiente